Dr Jose Ferrer

Del pensamiento mágico y el antiguo debate de las modalidades de enseñanza

DALL·E 2024-02-08 12.49.26 - Una imagen que captura la esencia de la educación, mostrando una sala de clases tradicional a la izquierda, con sus pupitres y pizarra, y un aura mági
Educación / Tecnología

Del pensamiento mágico y el antiguo debate de las modalidades de enseñanza

En un mundo cada vez más interconectado y digitalizado, la educación se encuentra siempre en encrucijada de paradigmas y metodologías. Uno de los debates de siempre gira en torno a la efectividad de la educación a distancia en comparación con la educación presencial. Este debate, a menudo, se ve teñido por una integración no intencionada de “pensamiento mágico” cuando se defiende la posición “indiscutible” de la calidad de la educación presencial. Este pensamiento mágico es un concepto que merece ser explorado antes de adentrarnos en la discusión central de este artículo.

¿Qué es el pensamiento mágico?

El pensamiento mágico es la creencia de que los pensamientos, palabras o acciones pueden influir directamente en el mundo físico o en el curso de los eventos de manera no causal. Este tipo de pensamiento es común en la infancia, pero también se observa en adultos, especialmente en contextos de incertidumbre o cuando se enfrentan a fenómenos no completamente entendidos. En el ámbito educativo, el pensamiento mágico se manifiesta cuando se atribuyen cualidades casi sobrenaturales a ciertos métodos o entornos de enseñanza, sin un análisis crítico o evidencia empírica que respalde dichas creencias.

La defenza de la educación presencial: ¿Un caso de pensamiento mágico?

Los detractores de la educación a distancia a menudo argumentan que la “presencia” en una sala de clases tradicional es intrínsecamente superior para el aprendizaje. Parecen sugerir que elementos como las paredes del salón, los pupitres y los materiales físicos como la pizarra y el marcador poseen una especie de cualidad mágica que, por alguna razón no explicada, facilita un mejor aprendizaje. Esta posición parece basarse más en la nostalgia y el pensamiento mágico que en una evaluación objetiva de los métodos de enseñanza.

Es indiscutible que ciertas clases, como los laboratorios de química, biología, física, o incluso las prácticas de campo en geología, arqueología y agricultura, requieren de la presencia física para la manipulación de materiales y el aprendizaje práctico. Sin embargo, muchas otras áreas del conocimiento no dependen de la interacción con objetos físicos o del entorno inmediato para su comprensión y dominio.

Las ventajas de la educación a distancia y las tecnologías de aprendizaje

La educación a distancia, apoyada en sistemas de gestión de aprendizaje y tecnologías de la información, ofrece múltiples beneficios que la educación presencial tradicional a menudo no puede igualar. Entre estas ventajas se incluyen la flexibilidad en horarios, la posibilidad de acceder a una mayor variedad de recursos didácticos, la oportunidad de aprender a un ritmo personalizado, la capacidad de conectarse con docentes y estudiantes de diferentes partes del mundo, la democratización de la comunicación, la participación en varias vías, la automatización de procesos, la permaniencia de la información y las interacciones y el uso de datos para predecir el éxito, entre otras.  

Además, la educación a distancia puede ser particularmente beneficiosa para aquellas clases que, tradicionalmente, se imparten mediante conferencias. En estos casos, los estudiantes pasan gran parte del semestre sentados en una sala de clases, escuchando al docente hablar. Estas situaciones son idóneas para ser llevadas al entorno digital, donde los estudiantes pueden visualizar las clases en el momento que les resulte más conveniente, pausar para reflexionar sobre el material, y acceder a una amplia gama de recursos complementarios. El aprendizaje de todos los idiomas o lenguajes, incluyendo la programación, la filosofía, historia, humanidades, economía, negocios, administración, literatura, entre muchas otras que no requieren equipos espaciales, tampoco requieren de salones.

La calidad de la enseñanza: Una cuestión independiente de la modalidad

Es crucial entender que la calidad de la enseñanza no depende de la modalidad -presencial o a distancia- sino de la calidad de los docentes y del diseño de los cursos. Un mal profesor no mejorará por el simple hecho de estar en una sala de clases de bloque y cemento, de la misma manera que un buen profesor no perderá su capacidad de enseñar al migrar al entorno digital. Lo que determina el éxito educativo es la implementación de buenas prácticas metodológicas, adaptadas a cada modalidad de enseñanza.

Datos sobre opiniones

Cuando se critica o alaba una modalidad educativa, es esencial basarse en datos y evidencia empírica en lugar de opiniones o creencias infundadas. El futuro de la educación requiere de un análisis crítico y una mente abierta para integrar lo mejor de ambos mundos: la riqueza de la interacción personal, con la manipulación de elementos físicos, en la educación presencial y las vastas posibilidades que ofrece la tecnología en la educación a distancia. Atribuir cualidades mágicas a uno u otro entorno sin un análisis riguroso no es más que una manifestación del pensamiento mágico, como defensa para un gusto personal sin fundamento, que poco contribuye a avanzar en la búsqueda de sistemas educativos más eficientes y equitativos.

Si quieres aprender más sobre este tema te invito a leer mis libros sobre educación en línea que puedes encontrar en Amazon de manera impresa y digital.

Select the fields to be shown. Others will be hidden. Drag and drop to rearrange the order.
  • Image
  • SKU
  • Rating
  • Price
  • Stock
  • Availability
  • Add to cart
  • Description
  • Content
  • Weight
  • Dimensions
  • Additional information
Click outside to hide the comparison bar
Compare